CANNABIS VS CÁÑAMO VS MARIHUANA

 

 

La palabra Cannabis engloba tanto a las cepas de la planta de la marihuana como a las del cáñamo.

Partiendo de esta base, el cáñamo es una planta con un contenido de THC por debajo del 0,2% (0,3% para EE.UU.). Específicamente, es la planta “Cannabis Sativa L.”. El cultivo de cáñamo es legal en casi todas partes de Europa (siempre que proceda de semillas certificadas), y también lo es en muchos países del mundo.

Las plantas de marihuana, por su parte, contienen niveles mucho más elevados de THC (hasta casi un 30%).

EL SISTEMA ENDOCANNABINOIDE (ECS)

 

 

El Sistema Endocannabinoide del cuerpo humano consiste en una red de receptores y mensajeros (sistema de comunicación) que regula muchas funciones fisiológicas, entre ellas: el sueño, el apetito, el estado de ánimo, el control motor, la percepción del dolor, el placer, el sistema inmunológico, la memoria, la temperatura… Y muchas otras funciones corporales.

Los tres componentes principales del Sistema Endocannabinoide son los endocannabinoides, los receptores cannabinoides, y las enzimas metabólicas.

Los cannabinoides son químicos naturales y pueden ser de dos tipos:

Endocannabinoides: son los sintetizados por nuestro cuerpo a partir de alimentos como los ácidos grasos.

Fitocannabinoides: son los que se encuentran en las plantas de cannabis y de cáñamo (Cannabis Sativa L). Se han encontrado más de 113 presentes en la planta del cáñamo, siendo el CBD uno de los más mayoritarios e importantes.

El Sistema Endocannabinoide funciona a través de los receptores, que se encuentran en la superficie de las células humanas. Los receptores son las partes de las neuronas activadas por los neurotransmisores (mensajes químicos), que permiten el paso de estos mensajes de una neurona a otra. Los dos receptores con los que funciona el ECS son el CB1 y el CB2. Mayoritariamente, el CB1 se encuentra en el Sistema Nervioso Central, y el CB2 en las células inmunitarias, el tubo digestivo y el Sistema nervioso Periférico.

Enzimas metabólicas.

Las enzimas metabólicas controlan los niveles de endocannabinoides. Seguramente habrás escuchado algo sobre la dopamina, la serotonina y las endorfinas. Estas son neurotransmisores del cuerpo que liberan sensaciones alegres o estimulantes. Los endocannabinoides como la Anandamida funcionan de una forma similar. Los dos endocannabinoides mayoritarios son la Anandamida y el 2-AG (2-araquidonilglicerol), y activan dos receptores cannabinoides distintos: el CB1 y el CB2.

El CBD modula (inhibe) la enzima FAAH (hidrolasa amida de ácidos grasos), que descompone la anandamida. A través de esta modulación, más Anandamida se vuelve disponible para activar receptores endocannabinoides.

El CBD (según este estudio y este otro) también reduce la actividad de la MAGL (monoacilglicerol lipasa), que descompone el 2-AG, un cannabinoide agonista completo de los receptores endocannabinoides CB1 y CB2, y ligando principal (molécula de unión) para el receptor CB2.

De forma breve: reduciendo la actividad de la FAAH y la MAGL, el CBD favorece que haya más Anandamida y 2-AG disponibles para nuestro cuerpo, lo que resulta en una mayor activación de nuestros receptores endocannabinoides.

O dicho de manera simple: menos FAAH y MAGL suponen más Anandamida y 2-AG, resultando en una mayor actividad cannabinoide-receptora a través del cuerpo.

Y esto ayuda a regular el Sistema Endocannabinoide, equilibrándolo, lo que podría resultar en menos inflamación general, reduciendo o eliminando ciertos síntomas.

CBD VS THC

 

 

El CBD es el segundo compuesto (cannabinoide) más común en la mayoría de las variedades de plantas de cannabis. Se obtiene principalmente del cáñamo industrial. En un informe oficial de Noviembre 2017, la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirmó que el CBD (cannabidiol) carece de efectos psicoactivos. El informe también afirmaba que no existe evidencia de dependencia potencial, ni casos reportados de abuso o dependencia a la sustancia, y que no presenta ningún problema para la salud pública.

Por el contrario, el THC (Δ9-THC, tetrahidrocannabinol) es también un cannabinoide presente en las plantas de cannabis (estando en una proporción por debajo del 0,2% en el cáñamo), que se obtiene principalmente de la marihuana y que tiene efectos psicoactivos, siendo responsable del denominado “colocón” y motivo del uso recreativo del cannabis. Aunque también presenta algunos beneficios al consumirlo, tales como alivio del dolor crónico, aumento del apetito o reducción de las náuseas, de ahí el uso de la marihuana terapéutica.

Además, el CBD no es solo un cannabinoide no psicoactivo, si no que, según diversos estudios, puede contrarrestar los efectos que el THC genera, debido a sus propiedades antipsicóticas, así como reducir sus efectos secundarios (taquicardia, paranoia, ansiedad…). Algunos de estos estudios se presentan a continuación:

Como este, confirmando que queda comprobado que el CBD bloquea la ansiedad provocada por el THC.

Además, tenemos este otro, que afirma que el CBD reduce la intoxicación asociada al THC, el pánico, la sedación, la ansiedad y la taquicardia.

Respecto a la memoria, este estudio afirma que el CBD podría ser capaz de atenuar los efectos de trastorno de la memoria del THC en fumadores de cannabis.

 

EFECTO SÉQUITO (ENTOURAGE)

Dicho de manera simple, el Efecto Séquito (o Entourage) es el impacto amplificado que tienen los fitocannabinoides como grupo sobre el sistema endocannabinoide de nuestro cuerpo. En lugar de aislar fitocannabinoides como el CBD y el CBG y aplicarlos a nuestro sistema corporal, un amplio abanico de fitocannabinoides, terpenos y flavonoides se ponen a trabajar de manera más eficiente en equipo. Como diría Aristóteles de forma análoga: “el todo es mayor que la suma de las partes”. El aceite de CBD Cannuvo™ es de espectro completo: lo que significa que te beneficias de una gama completa de cannabinoides, terpenos y flavonoides, obteniendo para ti uno de los mejores cócteles disponibles en la naturaleza.

– El Efecto Séquito (o Entourage) ha sido investigado en diversos estudios científicos, como este de 1998, este artículo de 2011 o este estudio reciente de 2018 que recopila “una serie de ejemplos pertinentes del efecto entourage”.

FORMAS DE CBD: ESPECTRO COMPLETO | AMPLIO ESPECTRO | AISLADO

 

 

Productos de CBD de Espectro Completo: obtenidos de una extracción de toda la planta del cáñamo, contienen todos los cannabinoides naturalmente presentes (CBD, <0.2% THC, THCA, CBG, CBN, THCV, CBDA…), terpenos, flavonoides, vitaminas, minerales y proteínas vegetales, para que sea posible beneficiarse de todos los componentes y su Efecto Entourage.

Por este motivo, en Cannuvo™ ofrecemos productos de Espectro Completo, bastante por debajo de los niveles máximos de THC legales y plenamente conformes a la ley, que permiten aprovechar los beneficios generados por el trabajo en equipo de los componentes de la planta.

Productos de CBD de Amplio Espectro: obtenidos mediante procesamiento posterior del extracto de Espectro Completo para eliminar toda traza de THC, contienen todos los cannabinoides naturalmente presentes, terpenos, flavonoides, vitaminas, minerales y proteínas vegetales, excepto el THC. Por tanto, de nuevo, se alcanza la posibilidad de beneficiarse de todos los componentes y su Efecto Entourage.

Productos de CBD Aislado: obtenidos mediante procesamiento posterior del extracto de Espectro Completo para eliminar todos los componentes excepto el CBD, quedando un ± 99% de CBD puro y 0.0% THC.